Motivación + Emoción = Aprendizaje

En el equipo de Educación Infantil creemos que es fundamental “Educar en la Felicidad”. Las emociones están directamente relacionadas con el aprendizaje y todo proceso de aprendizaje debe ser vivido con emoción ya que, cuando un niño está emocionado su cerebro está más predispuesto al aprendizaje.

Todas las profesoras seguimos una línea educativa cuyas principales características son el respeto y la colaboración. La metodología que se adapta más a nuestra visión es el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).

Trabajar por proyectos nos permite hacer protagonistas a los niños de su propio aprendizaje, creando situaciones motivadoras que despierten su curiosidad e interés, y por tanto las ganas de aprender de manera natural. Esta metodología favorece la colaboración e inicia los alumnos en el trabajo cooperativo, pues tenemos un propósito común y entre todos lo vamos a llevar a cabo. Durante este proceso cada uno aporta lo que puede, todos contamos y todos somos escuchados y respetados. Los proyectos nos permiten seguir el ritmo del niño y no el ritmo de una editorial.

La metodología ABP permite a las familias implicarse en la educación de sus hijos de manera constructiva, ayudándolos a buscar información, acercándose al aula en calidad de expertos…

Trabajar por proyectos permite que los niños PIENSEN, que sean capaces de crear hipótesis, ser reflexivos, críticos, dialogantes, trabajar en equipo, compartir su opinión, respetar el turno de palabra, investigar, descubrir, etc.

Nuestros proyectos pasan por las siguientes etapas:

– Motivación y elección del nuevo tema a investigar. “El cuerpo humano”. Después de llevar a cabo en el primer trimestre el proyecto de la vuelta al mundo sabemos que en el mundo hay distintas razas y culturas. Hemos podido observar que las distintas razas tenemos rasgos distintos: el color de la piel, el color de los ojos, la forma de los ojos, … Una vez que hemos visto estas diferencias lanzamos la pregunta, “Ya hemos visto que por fuera somos distintos: ¿y por dentro, creéis que por dentro somos iguales o distintos? ¿creéis que los ojos de colores distintos ven de distinta manera? ¿y los ojos estirados (ojos asiáticos)?” El objetivo de esta pregunta es despertar el interés, la curiosidad, la necesidad de conocer la respuesta.

– ¿Qué sabemos sobre el cuerpo humano? Esta pregunta nos da información sobre sus conocimientos previos y será el punto de partida para los nuevos aprendizajes.

– ¿Qué queremos saber? Esta pregunta va a ser la guía para diseñar secuencias didácticas y las actividades a llevar a realizar.

– ¿Cómo podemos hacer para encontrar la respuesta a nuestro reto? Pedimos ayuda y colaboración a las familias.

– ¿Qué hemos aprendido? Es el cierre del proyecto. Los niños en asamblea responderán a esta pregunta poniendo en común aquello que han aprendido.

Estas etapas se pueden entender mejor con las siguientes imágenes:

A continuación, podéis ver dos vídeos en los que aparecen algunas de las actividades llevadas a cabo en las clases de segundo de infantil durante el proyecto “El Cuerpo Humano”.

 

 

 

Navegación de entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *